Electroerosión por hilo

Electroerosión por hilo

MATORFE S.L.

Electroerosión por hilo es un proceso de fabricación que consiste en la generación de un arco eléctrico entre una pieza y un electrodo (Hilo de corte en un medio dieléctrico para arrancar partículas de la pieza, hasta conseguir reproducir en ella las formas deseadas.

Ambos, pieza y electrodo deben ser conductores, para que pueda establecerse el arco eléctrico que provoque el arranque de material. En este proceso, el hilo delgado de cobre (Diámetro 025 mm) sujeto por sus extremos, comenzando por un agujero previamente taladrado y mediante un movimiento rectilíneo se obtiene la geometría deseada.

Durante el proceso de electroerosión por hilo, la pieza y el electrodo se sitúan muy próximos, dejando un espacio (GAP) que oscila entre 0,01 y 0,05 mm. por el que circula un líquido dieléctrico. Al aplicar una diferencia de tensión continua (y pulsante) entre ambos, se crea un campo eléctrico intenso que provoca el paulatino aumento de la temperatura, hasta que el dieléctrico se vaporiza.

Al desaparecer el aislamiento del dieléctrico el aislamiento del dieléctrico, salta la chispa, incrementándose la temperatura hasta los 20.000ºC, vaporizándose una pequeña cantidad de material de la pieza y el electrodo formando una burbuja que hace de puente entre ambas.

Al anularse el pulso de la fuente eléctrico, el puente se rompe separando las partículas del metal en forma gaseosa de la superficie original. Estos residuos, se solidifican al contacto con el dieléctrico y son finalmente arrastrados por la corriente junto con las partículas del electrodo.

El ciclo completo se repite del orden de miles de veces por segundo.